Orientaciones Metodológicas

Nuestro método parte de una enseñanza totalmente centrada en el alumno y en su proceso de aprendizaje.

Para ello, antes de llegar, cada estudiante realiza un Test de Nivel con el que determinar sus conocimientos de español. Tras el test, el participante se incorporará a un grupo dependiendo del nivel obtenido, existe la posibilidad del cambio de grupo siempre y cuando, tanto el profesor como el jefe de estudios lo vean oportuno.

Ofrecemos seis niveles de aprendizaje: A1-A2, B1-B2, C1-C2.

Aprendizaje en el aula.

En nuestras aulas la enseñanza se realiza totalmente en español y sin la utilización de ninguna otra lengua de apoyo, utilizando el método comunicativo directo y situacional.

El vocabulario y la gramática son estudiados de acuerdo con un contexto que ayuda a su definición, haciendo énfasis en la participación del estudiante tanto en la parte oral como en la escrita.

Se realizan ejercicios sobre las diferentes estructuras gramaticales, verbos regulares e irregulares, dictados, lecturas prestando especial atención a la fonética y la pronunciación y fomentando la conversación libre o dirigida, siempre con la corrección del profesor. Todo ello elaborado en consonancia con las directrices del Marco Común de Referencia Europeo de las Lenguas y de acuerdo con el Plan Curricular del Instituto Cervantes.

Para llevar a cabo esta metodología, contamos con un grupo de profesores nativos, altamente cualificados y con gran experiencia en la enseñanza del español a extranjeros.

El papel fundamental del profesor es crear las condiciones adecuadas para que el aprendizaje se produzca de forma eficaz. Nuestros profesores se encargan de que las clases fluyan entre el entretenimiento y un aprendizaje eficaz del español.

Nuestros profesores crean un clima agradable en el aula para estimular la participación del alumno sin miedo a equivocarse. Lo más importante para el profesor es conseguir que el alumno hable, participe y practique, para, poco a poco, mejorar su fluidez y dominio del idioma. Para hacer posible esta participación del alumno en el aula, nuestros grupos son reducidos, aceptando un máximo de 10 alumnos por grupo.

El repertorio de papeles que desempeña el profesor es bastante amplio: analizar las necesidades de los alumnos, crear situaciones de comunicación, organizar actividades, asesorar, participar como un compañero más, observar el desarrollo de las actividades en el aula, elaborar materiales, etc.

La labor de los profesores es dirigida y coordinada por el Jefe de Estudios que, paralelamente, se encarga de asesorarlos en todo aquello que para el desarrollo de las clases es necesario.

Aprendizaje fuera del aula.

Nuestro estilo de enseñanza se basa en la práctica constante en situaciones comunicativas reales. Combinamos un enfoque gramatical sólido con situaciones reales de comunicación para consolidar el proceso de aprendizaje. Para ello ofrecemos a los alumnos nuestro método de inmersión, mediante el aprendizaje fuera del aula.

El alojamiento con familias españolas, permite una práctica constante del español y una total interacción con la cultura.

Además organizamos encuentros individuales con estudiantes españoles para facilitar la puesta en práctica de lo aprendido de una forma divertida y dinámica.

Desde la escuela informamos de todas las posibilidades que ofrece la ciudad y recomendamos las más adecuadas para continuar con la labor de aprendizaje del español fuera de la clase.

También aconsejamos a los estudiantes sobre lecturas, programas de televisión, música, cine… para realizar durante el tiempo de ocio.

Con este enfoque integral de aprendizaje se consigue avanzar más rápido. Nuestro objetivo es que los estudiantes se comunican en español con fluidez y precisión en el menor tiempo posible.